Luis Palmero

Estrellarse

1 diciembre, 2006 - 5 enero, 2007

Tras el éxito de “Escalas del azar”, la exposición que LUIS PALMERO realizó hace poco más de dos años en una de las galerías de arte más importantes del país, la madrileña Elvira González, y que le valdría la concesión del Premio de Pintura Francisco de Goya 2005, pocas dudas caben de que estamos ante uno de los pintores canarios con mayor proyección nacional e internacional.

Con su obra presente en numerosas colecciones privadas y públicas (La Caixa, FENOSA, Banco de España, Cajamadrid, Coca-Cola, Deutsches Bank, Cajacanarias, etc.) así como en algunos de los principales centros museísticos del Estado (Reina Sofía, IVAM, CAAM, MIAC, IODACC, etc.), tener la oportunidad de asistir a una muestra individual de Palmero en Tenerife, el lugar donde nació y vive, resulta un verdadero lujo y un acontecimiento cultural, pues desde la muestra promovida por el Gobierno Autónomo en el 2000 en los Centros de Arte La Regenta y La Granja, la demanda de su obra ha sido mayor en los foros nacionales e internacionales que en los locales, es decir, ha seguido pautas comunes a otros artistas insulares como Domínguez o Millares, que no fueron precisamente profetas en su tierra aunque ahora no nos quede más remedio que reconocerlos como las más altas manifestaciones de nuestro arte.

En “Estrellarse”, la exposición de la obra reciente de Luis Palmero que será inaugurada hoy viernes a las 8 de la tarde en Estudio Artizar, el estanque metafísico de Palmero se ha visto alterado por un latido vitalista, que ha convertido su obra en una verdadera “fiesta emocional” y sus cuadros, más que nunca, en “esos signos que activan la pared”, de los que ha hablado Juan Manuel Bonet, y que “bastan muy pocos para transformar la sala donde se exponen en un territorio habitado por la idea de la pintura”.

Leer más Menos

Suscríbete a nuestra newsletter

Deseo recibir novedades de la Galería ARTIZAR