The-Merger

Diacronías de un puzzle

2 septiembre, 2016 - 15 octubre, 2016

La galería Artizar, presenta este 2 de septiembre Diacronías de un puzzle, exposición personal de The-Merger, colectivo artístico cubano formado por Mario Miguel González (Mayito), Niels Moleiro y Alain Pino.

Desde sus inicios en 2009, esta tríada artística ha recuperado el espíritu creativo de colaboración múltiple, potenciado sobre todo en los años ochenta y noventa en Cuba, así como el tema de la desmitificación del autor en tanto único gestor de su obra. The-Merger, tal y como lo refiere su nombre, fusiona, hibrida e integra ideas que devienen materia misma del arte y hacen coexistir realidades diversas. Sobre la base del trabajo con el acero inoxidable han desarrollado una estética singular en el acabado de esculturas de mediano y gran formato, ubicadas casi siempre en los espacios interiores.

Su discurso logra ser tan local como universal. Opera con signos y símbolos reconocidos en ambos contextos para comentar los sucesos de actualidad política, la arbitrariedad del mercado del arte, la metalización de la vida y los constantes indultos al abuso de poder. Su lenguaje apela a la apariencia de “lo bello” y al aspecto reluciente e impoluto de las formas, como estrategia contemporánea de camuflaje y seducción. Tales ilaciones parten de la influencia del Simulacionismo y de artistas como Jeff Koons, cuyas concepciones han implicado la cita y reinterpretación de poéticas y estilos anteriores, su descontextualización y consiguiente vaciamiento conceptual, oculto tras la mera imagen. En las obras de The-Merger, sin embargo, es difícil aislar totalmente el contenido pues cada elemento sustenta el concepto final.

Desde hace algún tiempo, “el imperio del acero” ha hecho espacio para soportes como el lienzo y la cartulina. Unas veces funcionan como vistas de la pieza escultórica ya terminada y otras, como resultado de la lluvia de ideas que casi siempre va mucho más rápido que la producción. De cualquier forma, respiran el hedonismo del refinado volumen. Para esta ocasión, en su muestra Diacronías de un puzzle, se reúnen obras que justamente van desde lo bidimensional hasta lo tridimensional, contemplando acuarelas, pinturas y esculturas. En esta oportunidad, The-Merger reflexiona sobre la capacidad humana de reconstruir los espacios ausentes y vitales para la conformación de identidades, con el recurso del puzzle y el engranaje como elementos de conexión en el tiempo. Básicamente, el puzzle -técnica didáctica para la enseñanza- al considerarse como uno de los primeros cimientos del desarrollo intelectual del ser humano en edades tempranas, no concibe la disparidad. En las piezas de The-Merger todo encaja como una máquina perfectamente construida, a pesar de estar ataviadas de una intencional incongruencia en la comunión de sus referentes. Cabezas cercenadas, con (o por) el desarrollo industrial y tecnológico, se erigen como híbridos de motivos culturales alejados cronológicamente, bajo la única convergencia posible: la conciliación del pensamiento.

De esta manera podemos encontrar sin prejuicio alguno el David, de Miguel Ángel, y la ciudad actual de New York completando su cabeza. Las asociaciones quiebran pronto las distancias y el enfrentamiento a Goliat trasciende a la actual pugna hegemónica entre los grandes centros de poder. Pero la ciudad cosmopolita recurre a otra de las piezas para ser el elemento que acople exactamente entre dos mitades de cabezas de sexos opuestos, pero carentes de identidad cultural. Otras obras utilizan el engranaje y a partir de piezas mecánicas como el cigüeñal juegan con la relatividad del poder y su autonomía. The-Merger maneja y altera el tiempo para demostrarnos que cada imagen sobre algo siempre será un constructo mental, la cual haremos coincidir con nuestra experiencia porque así se desarrollan las convenciones de la comunicación humana, sobre un principio de completud, en el que cada quien tiende, según su propio conocimiento, a concluir ideas, imágenes o frases presentadas a medias. De alguna manera, las cabezas de The-Merger recuerdan a los “hombres-libros” de Fahrenheit 451… porque portan consigo los fragmentos de historia y las ansias de perpetuarla ante la ignorancia.

Claudia Taboada Churchman

La Habana, Agosto 2016

Leer más Menos